El preciosismo

En este período nace una institución, el salón francés, que no se puede comparar con ninguna otra europea. Tiene lugar la reunión en la casa de una dama, al margen de su marido, que periódicamente recibe a personajes relevantes de la vida política o cultural, mezclados o separados. Esto comienza a fines del S. XVI y se prolonga hasta mediados del S. XX. Sirve de propagación de ideas, en un régimen ajeno al pensamiento ortodoxo. Algunas de estas damas son conocidas como preciosas, un término no estético, sino de tipología, que se refiere al modo de comportarse y de hablar.

El salón más conocido fue el de Madame de Rambouillet. Los que acuden a estas reuniones evitan lo vulgar y se proponen el refinamiento del lenguaje, los modales y las relaciones sociales. Se produce el exceso, el uso de palabras fuera de contexto y el amaneramiento de la lengua (se crean nuevos vocablos como bravura, endiosar). Todo ello será objeto de las burlas de autores como Molière “Las preciosas ridículas”.

Se desarrolla toda una teoría del amor que se basa en una concepción espiritual del mismo: las damas no aceptan lo material porque supone un peligro, de forma que lo carnal se considera como algo negativo y re mira con recelo. Es una filosofía heredada del amor cortés.

Fuentes:

Apuntes de las asignaturas de Bachillerato (IES Ramón Arcas Meca de Lorca e Infante Don Juan Manuel de Murcia): Lengua y Literatura I y II

José Mª González-Serna Sánchez, “Introducción a la historia de la literatura”

http://lengua.laguia2000.com/literatura/historia-de-la-literatura