Obra literaria

La fama literaria de la condesa de La Fayette está ligada especialmente a su obra cumbre, La princesa de Cléves publicada anónimamente en marzo de 1678, considerada por muchos la primera novela francesa y un prototipo de los inicios de las novelas psicológicas. En ella se narra la historia amorosa de Madame de Cléves y el Duque de Nemours, prestando un especial interés al análisis de los conflictos internos de la protagonista, que, a modo de heroína corneliana, antepone el deber al amor. Albert Camus nos dijo:

“Su simplicidad real reside en su concepción del amor; para Madame de La Fayette, el amor es un peligro. Es su postulado. Y es lo que se percibe en su libro (La princes de Cléves) así como en la Princesa de Montpensier, o en La condesa de Tende, es una constante desconfianza hacia el amor (todo lo contrario de la indiferencia)”.

Ilustración de Madame de La Fayette
Ilustración de Madame de La Fayette

Madame de La Fayette fue la autora de La princesa de Montpensier (1662) y de Zaida, una historia española (1670); en 1669 fue publicado el primer tomo de Zaida, una novela hispano-marroquí editada con el seudónimo de Segrais, pero que era, indudablemente, de La Fayette. El décimo volumen apareció en 1671. Zaida fue objeto de múltiples reediciones y traducciones, gracias, sobre todo, al prefacio de Huet.

interesada por la novela histórica emprendió la redacción de la Historia de Enriqueta de Inglaterra, basada en la vida de su amiga Enriqueta, e inédita hasta 1720. En 1678 apareció su obra cumbre, La princesa de Cléves, ambientada en la corte de Francisco II. El resto de sus obras fue de publicación póstuma, y entre ellas cabe mencionar las siguientes: La condesa de Tende (1718), novela corta cuyo argumento recuerda al de La princesa de Cléves, Memorias de la corte de Francia entre los años 1688 y 1689 (1731) y su interesante Correspondencia (1725), que recoge las cartas que intercambió con diversas personalidades de la época, entre ellas su gran amiga la marquesa de Sévigné. Las posturas éticas defendidas por la condesa en sus escritos estaban muy próximos a los preceptos de la doctrina jansenista y a las ideas promulgadas por su coetáneo Jean Racine. Y como escribió la escritora francesa:

“El deseo de impedir el escándalo de mi vergüenza puede más en estos momentos que mi deseo de venganza; ya veré más tarde qué decido respecto a vuestro indigno destino; conducíos como si hubierais sido siempre lo que debíais ser”.

Fuentes:

http://www.espacefrancais.com/mme-de-la-fayette/

http://www.larousse.fr/encyclopedie/personnage/Marie-Madeleine_Pioche_de_La_Vergne_comtesse_de_La_Fayette/128395